8 CARACTERÍSTICAS DE LOS MEJORES EMPLEADOS

  1. No pierden de vista sus prioridades y cuidan la manera como aprovechan su tiempo. Aportar valor es lo único importante.
  2. Controlan su ego: Admiten que se equivocan, reconocen que los demás les pueden enseñar y evitan lastimar a otros cuando se sienten lastimados.
  3. Eligen las batallas que quieren librar, saben bien cuándo ceder y cuándo luchar para obtener lo que desean.
  4. Cuidan sus relaciones de trabajo, se preocupan por los demás y brindan apoyo a los que lo necesitan. Saben que tarde o temprano serán correspondidos.
  5. Mantienen firme su deseo de seguir superándose y están ávidos de aprender sobre temas técnicos, administrativos, humanos y tecnológicos.
  6. Asumen que cada problema es un reto a vencer y desechan los pensamientos que los hacen ver como víctimas de las circunstancias.
  7. Se trazan metas de corto plazo con una visión de largo plazo.
  8. Aceptan la diversidad de opiniones y expresiones, aunque sean contrastantes, es más importante la armonía y la suma de talentos que las diferencias.

Por Javier Novoa

HABILIDADES DURAS Y BLANDAS

Las “habilidades duras” se adquieren a partir de conocimientos técnicos y experiencias en un área específica de negocio. Para los seleccionadores las habilidades duras se demuestran a través de resultados en diferentes situaciones de trabajo, retos, iniciativas y problemas que las personas han experimentado y manejado exitosamente.

Los seleccionadores buscan personas que hayan estado expuestas a situaciones semejantes a las que enfrentarán en el nuevo trabajo para asegurar su permanencia y buenos resultados.  El currículo generalmente hace referencia a algunas de las habilidades duras – logros y resultados – pero es necesario profundizar sobre el manejo de ciertas situaciones. Una vez que los candidatos cumplen con los requisitos, la decisión estará del lado de las habilidades blandas.

Las “habilidades blandas o suaves” se refieren al comportamiento y su afinidad con la cultura de la organización: el liderazgo, la habilidad de negociación, la venta de ideas, la motivación personal hacia el trabajo, su empatía e interés genuino por las personas y el aprendizaje, su manejo emocional ante la adversidad y los conflictos, la orientación y filosofía de vida, la congruencia entre sus valores y sus hábitos.  Por último y no menos importante es la identificación con el jefe inmediato, no siempre el mejor candidato es el que mejor puede funcionar en la relación jefe-colaborador.

Hoy se agregan otras variables culturales como la aceptación de la diversidad y la inclusión y los comportamientos basados en derechos humanos y laborales. Paradójicamente las habilidades blandas que definen la contratación no se enseñan en la mayoría de las escuelas y universidades y pocas veces son parte de una educación consciente de las familias.

Por Javier Novoa

¿LA CULTURA DE TU EMPRESA ATRAE TALENTO?

Para atraer, retener y desarrollar talento en un entorno en constante cambio se necesitan nuevas especificaciones en el diseño del trabajo y en la cultura empresarial:

Flexibilidad. – Horarios flexibles, tareas y proyectos no sólo determinados por el jefe sino también elegidos por los colaboradores de acuerdo a sus intereses, habilidades y experiencia.

Transparencia y visibilidad. –  Los líderes predican con el ejemplo, comparten información correcta en el momento correcto con apoyo de la tecnología. Las tareas, aportaciones, resultados y logros de los equipos son visibles para fomentar la participación y colaboración.

Confianza. – Los líderes se preocupan por las personas genuinamente y los dejan desarrollar la toma de decisiones, estimulan la iniciativa y a generación de nuevas ideas y proyectos.

Soporte social. –Los integrantes se reconocen como una comunidad interdependiente y saben que el bienestar, el crecimiento y el éxito es una responsabilidad colectiva. Directivos y colaboradores son responsables de crear un ambiente divertido y relajado.

Valoración y reconocimiento. – Todos en la empresa son indispensables y hacen de la organización y la sociedad un mundo mejor a través de diferentes proyectos. Comparten el orgullo por la reputación de la compañía y disfrutan de pertenecer a un grupo nutriente.

Por Javier Novoa