CUANDO EL EMPRESARIO SE CONVIERTE EN EL ESCLAVO DE SU PROPIO ÉXITO

El empresario esta caracterizado por tener un temperamento, un carácter y una personalidad que lo han llevado al camino de la aventura, del logro y de la autonomía profesional y económica. Ha dedicado gran parte de su vida y pasión al esfuerzo de sacar su negocio adelante, y esto no es poca cosa, ha dedicado horas valiosas con gran sacrificio para llegar adonde ha llegado y eso hay que reconocerlo. Pero ¿qué sucede cuando el éxito de la empresa y su crecimiento ha superado la propia capacidad de su líder fundador?

La naturaleza del negocio y su dirección ha propiciado (porque así ha sido conveniente) que el líder se convierta en patriarca y comandante supremo de la empresa, bajo su mando ocurren prácticamente el 100% de las decisiones y eventos relevantes para el negocio y eso ha permitido un control absoluto muy útil para mantener cohesionada la dirección y la operación de la empresa. Sin embargo, el líder es también un recurso y como todo recurso tiene una capacidad limitada. Cuando el crecimiento del negocio sobrepasa esa capacidad entonces el líder puede volverse detractor de dos virtudes importantes en cualquier organización, agilidad y efectividad, ya que el líder se mete en todo y todo pasa por el líder, entonces el líder no puede prescindir ni un solo momento de su presencia e intervención en la operación, se vuelve un esclavo de su propio negocio. El líder cae en un estado ambiguo ejerciendo dos influencias relevantes y a la vez contradictorias:

1.- El líder es dirigente y promotor del crecimiento

2.- El Líder es obstáculo y freno del crecimiento

Es clave que el empresario identifique con oportunidad los momentos ideales para ceder paulatinamente su poder y facultad de decidir y ejecutar a otros miembros de la organización, ya sean familiares o no familiares. Esta transición y distribución del liderazgo favorecerá la agilidad de la organización permitiendo una mejor capacidad de adaptación y acceso al crecimiento. Para lograr esta transición adecuadamente se requiere una correcta planeación, preparación, ejecución y control hacia los líderes y equipos responsables. El líder tiene la opción de ejecutar esto por su propia cuenta o apoyarse con consultores expertos en procesos en empresas familiares.

Carlos A. Juárez

Consultor Sr. en Procesos de Negocio en Empresas Familiares.

6 ELEMENTOS CLAVES EN LA SELECCIÓN DE PERSONAL

Los reclutadores ya no buscan solamente al mejor candidato de acuerdo al perfil de puesto, también esperan que la persona sea capaz de establecer una conexión significativa y de valor con sus compañeros, buscan una manera de ser y de actuar congruente con la cultura de la organización y los retos que va a enfrentar.   Para tener una contratación exitosa es importante considerar:

  • El estilo de trabajo del jefe (si delega totalmente o realiza una micro-gestión) esto define si debemos buscar a una persona con iniciativa o cómoda con el sobre control externo.
  • La flexibilidad-rigidez de los procesos para seleccionar a una persona creativa o apegada a las normas.
  • El tipo de dinámica organizacional para identificar a una persona cómoda con la incertidumbre y el conflicto o a una persona que funcione mejor en entornos estables.
  • El nivel de madurez de los procesos para buscar a una persona con gran experiencia en implementación o una persona que se apegue a las rutinas establecidas.
  • Las oportunidades de desarrollo y aprendizaje para seleccionar a una persona con ambiciones y necesidades de corto plazo o una persona confortable por largo tiempo con la posición ocupada.
  • La interacción con equipos de trabajo para seleccionar a una persona orientada al trabajo individual o sociable y negociadora para lograr consensos rápidos.

Autor: Javier Novoa

Visita su sitio en https://culturaagil.com/