Correo Electrónico

info@talento3.com

Atención al cliente

(800) 00 106 89

Oficinas

Monterrey, Nuevo León, México.

Servicios

Soluciones en Atracción y Gestión de Talento

Reclutamiento y

Reclutamiento y
Selección de Personal

Integramos análisis científico, experiencia práctica y conocimientos de cada sector para contratar profesionales de todos los niveles y funciones para nuestros clientes.

Más información
Cursos de

Cursos de
Capacitación Empresarial

Nos centramos en el fortalecimiento de habilidades técnicas y competencias transversales que más impacto tienen en empresas de producción y servicios, logrando mejoras significativas en la productividad de los colaboradores.

Más información
Estrategia en

Estrategia en
Capital Humano

Traducimos la visión empresarial en iniciativas de recursos humanos que mejoren el rendimiento, rentabilidad, crecimiento y compromiso de los empleados.

Más información
image
image
image
image
image
image

Capacitación Empresarial

Cursos y Seminarios

Competencias Transversales

Nos centramos en el fortalecimiento de habilidades técnicas y competencias transversales que más impacto tienen en empresas de producción y servicios, logrando mejoras significativas en la productividad de los colaboradores.

Competencias Técnicas

Contamos con cursos y programas de entrenamiento para el desarrollo de habilidades específicas para el correcto desempeño de roles ó funciones, elevando la eficiencia de la ejecución técnica del puesto ejecutivo, administrativo, comercial ó técnico.

Seguridad Industrial

Cursos de seguridad Industrial con validez ante la Secretaria del Trabajo y previsión Social y Coordinación Estatal de Protección Civil.

Desarrollo Ejecutivo

Programas para dueños de negocio, directores y mandos medios orientados al desarrollo del liderazgo y otras competencias necesarias para alcanzar sus metas sin desgaste al mismo tiempo que consolida una organización solida con bienestar para sus colaboradores.

Gamificación

Creemos que divertirse mientras se trabaja es posible. Se trata solo de cambiar el enfoque. Trasladamos proyectos de formación tradicional mecánica de los juegos al ámbito profesional con el fin de conseguir mejores resultados, para absorber mejor algunos conocimientos, mejorar alguna habilidad.

NOM-035

Los empresarios valorarán la importancia de fortalecer la cultura para ser congruente con la NOM 035 y las mejores prácticas de las organizaciones más avanzadas en cultura organizacional.

image

Desarrollo de Liderazgo

Los grandes líderes nacen, pero también pueden hacerse. El desarrollo de liderazgo efectivo ayuda a las organizaciones a que comprometan a su personal, liberen el potencial y experimenten un crecimiento sin precedentes.

Actualidades

TRES ELEMENTOS CLAVE DEL LIDERAZGO

El trabajo sin duda, tiene un mayor contenido intelectual, conforme las tareas rutinarias se automatizan los líderes necesitan brindar mayor autonomía y flexibilidad, mayor empoderamiento a las personas para que puedan aportar todo su valor y talento. El liderazgo necesita contar con estos tres elementos esenciales:

Confianza. – La confianza es fundamental dondequiera que exista el riesgo, la interdependencia o la incertidumbre por cambios acelerados.  Cuando la confianza disminuye, los procesos se retrasan y el costo aumenta, las personas se cuidan, evitan compartir información y ocultan sus errores y prejuicios. 

Humildad. – El liderazgo no es acerca de un puesto de autoridad, es acerca de influencia y humildad, de predicar con el ejemplo, exigir lo que uno está dispuesto a dar y reconocer los propios errores. Los líderes humildes se pueden rodear de colaboradores con más capacidad para resolver problemas y no se sienten amenazados.

Congruencia. – Ser congruente implica alinear los propios valores con el discurso, los comportamientos y las conductas de los seguidores.

En una cultura descentralizadas como la que vivimos, un líder humilde que transmite confianza y congruencia obtiene credibilidad y el reconocimiento de sus seguidores que se relacionan honestamente y actúan a favor del bien común.

Por Javier Novoa

HYBRIS: LA ENFERMEDAD DEL PODER

La Enfermedad del Poder o Síndrome de Hybris, es reconocida desde la antigua Grecia, sin embargo, no ha sido considerado como un padecimiento mental por lo que no se diagnostica ni se trata médicamente, ni tiene consecuencias político-sociales restrictivas.  Hybris en la actualidad alude a un orgullo o confianza sobre-exagerada de uno mismo y relacionado especialmente con el poder.

El poder desde el punto de vista neuropsicológico genera una adicción tan fuerte como el alcohol o las drogas, es una enfermedad que no distingue nivel social, educación, género, cultura o religión.  El poder provoca un desequilibrio donde domina el cerebro primitivo, se acentúan los rasgos egocéntricos, hay una preocupación desproporcionada por la imagen y la presencia física, se exageran las expresiones de logro y se devalúa el mundo exterior. 

Las personas enfermas de poder diluyen los límites de la realidad y consideran que sus acciones sólo pueden ser evaluadas por la historia o por Dios, hay una excesiva credibilidad en su propio juicio y desprecio al consejo y la crítica ajena. Como el poder está conectado con emociones primitivas de supervivencia lleva a las personas a buscar posibles amenazas y enemigos. Combaten y se enfrentan con otros para justificar sus temores. Su egocentrismo los lleva a creer que luchan contra el mal y se viven como salvadores.

Manifiestan intolerancia, tienen poca reflexión y son personas impulsivas. Los valores morales se vuelven relativos y están al servicio de sus propias necesidades por ello diversas investigaciones coinciden en que hay una correlación del 97% entre “tener el poder” y la corrupción.  Esta enfermedad no es privativa de presidentes o funcionarios, puede presentarse en cualquier nivel donde se tiene el poder para detener, para tomar decisiones autoritarias y absolutas.

Las personas que padecen la Enfermedad del Poder se enfrentan continuamente a conflictos morales entre “cumplir su propia voluntad” y “servir a otros”. Tarde o temprano la crítica social se vuelve una amenaza que debe ser ignorada o reducida. El trastorno lleva poco a poco al dominio de sus ideas negando los sentimientos propios y de los demás, se convierten en personas insensibles y pueden volverse represores, estos síntomas aumentan en intensidad en función del tiempo que permanecen en el poder.

Para combatir y eliminar el Síndrome del Poder que sufren las empresas, los sistemas y los países,

es necesario contar con una ética clara y específica sobre el comportamiento de los dirigentes y encontrar los mecanismos para evaluar y mantener éticamente íntegros a los que ostentan el poder. Es necesario estudiar y resolver este síndrome (actitud-enfermedad) para beneficio de la sociedad y de la humanidad en general.

Por Javier Novoa

CÓMO CAMBIAR 9 HÁBITOS DEL TELETRABAJO

Hay muchos momentos en que nuestro cerebro se rehúsa a trabajar, nos sentamos frente a la computadora sin energía y con desánimo.  Esto puede mejorar si cambiamos nuestros hábitos:

  1. Ordenar archivos y directorios de una manera lógica y funcional. Lo que utilizamos en este periodo no necesita estar revuelto con archivos de hace cinco o diez años.
  2. La música de fondo puede acompañarnos y levantarnos el ánimo, pero es un mal acompañante si distrae nuestra atención.
  3. Estar disponible para llamadas y redes sociales al momento en que llegan es amable, pero puede ser una mala idea. El tiempo rinde más si acotamos la vida personal a un horario de descanso y evitamos distractores.
  4. Una mala postura al trabajar en un sillón o la cama causa agotamiento rápidamente y reduce la productividad, es importante cuidar nuestra postura.
  5. El trabajo debe tener un sentido diario con actividades y entregables para dar un sentido de dirección y avance. Una lista diaria es clave para no perder el rumbo.
  6. Alterar los ciclos de descanso durmiendo poco un día y muchas más horas otro día altera nuestros ciclos biológicos y puede llevar hasta dos semanas regularizarlos.
  7. Al acostarnos, la intensidad de luz de los gadgets y la televisión reducen la producción de melatonina, la hormona que nos mantiene dormidos. Mientras más brillante sea una pantalla más se puede alterar nuestro ciclo de sueño.
  8. Una hidratación adecuada durante el día y una cena saludable ayudan a mantener la energía, la concentración y la salud.
  9. Ver películas de alta violencia o noticias negativas antes de dormir puede activarnos con temor o enojo, nada recomendable para un buen descanso.

Por Javier Novoa

image