GAMIFICACIÓN EN EL TRABAJO Y LOS TIPOS DE JUGADORES

Las investigaciones han descubierto que no todos los jugadores son iguales, de hecho, las personas juegan de la misma forma como se relacionan en las situaciones de trabajo, por ello entender qué tipo de jugador eres o a qué tipo pertenecen los miembros de tu equipo te puede ayudar a gestionar las relaciones interpersonales y el ambiente laboral.

Según Bartle hay cuatro tipos de jugadores de acuerdo a su relación con los otros jugadores y el juego:

Triunfadores. – Durante el juego prefieren cumplir metas y superar retos, buscan obtener estatus y reconocimiento individual, son independiente y enfocados al éxito.

Exploradores. – No se enfocan tanto en la acción, sino en la interacción con el juego para descubrir secretos, zonas inexploradas, llegar donde nadie lo ha hecho. Sus características los hacen más individualistas que trabajadores de equipo, pero están enfocados en la mejora y el aprendizaje continuo. Son normalmente los que tienen una orientación tecnológica de detalle.

Socializadores. – Disfrutan la interacción con otros miembros del juego y no tanto el juego en sí, el juego sólo es una herramienta para lograr una buena interacción y construir redes de comunicación, aprendizaje socializado y cooperación.

Asesinos (Killers). – Disfrutan de la interacción con otros jugadores, pero, al final, su objetivo no es la colaboración, sino la competencia para ganar y sobre todo para asegurarse de que alguien pierda, el juego es atractivo sólo si tiene una competencia visible.

Si bien es cierto que no todas las personas tienen estilos puros, ayuda mucho entender la forma como interactúan y su semejanza con la dinámica organizacional para integrar los diferentes equipos de trabajo.

Por Javier Novoa