¿EL LIDERAZGO A DISTANCIA ES UNA NUEVA CORRIENTE?

Hay cientos de teorías y modelos que buscan una fórmula para identificar, crear y desarrollar líderes.  Las teorías se agrupan de acuerdo a su objeto de estudio: personalidad, conductas, situaciones, rasgos, valores y cambio. Para complicar más el tema la palabra liderazgo puede tener diferentes significados según el contexto en el que se maneja y no siempre tiene que ver con personas: liderazgo mundial, liderazgo científico, marcas líderes, etc.

 Hoy el teletrabajo y la reconfiguración de las organizaciones nuevamente han cambiado el significado de la palabra y los comportamientos comúnmente aceptados.  Los entornos virtuales requieren de un liderazgo tecnológico que utiliza los elementos de las diferentes teorías, pero los integra de manera diferente.

Los líderes tecnológicos necesitan:

  • Facilitar dinámicas de equipo con ayuda de herramientas complementarias. El video streaming a través de Zoom o Google Meets, no es suficiente.
  • El contacto emocional cercano y las expresiones afectivas tienen que ser propiciadas con preguntas directas y sesiones que dediquen tiempo específico al contacto personal.
  • Las personas necesitan aportar sus ideas con independencia y operar con mayor autonomía y flexibilidad, por ello los puestos y tareas necesitan ser rediseñados.
  • Es un momento para que las organizaciones elaboren amplios contenidos de conocimiento que den forma a los nuevos cursos y ayudas de trabajo.
  • Los líderes deben estimular el aprendizaje cruzado y convertirse en un miembro más del equipo.

Por Javier Novoa

SIETE CAMBIOS DESPUÉS DEL CORONAVIRUS

Pensadores y futurólogos han planteado los escenarios y posibilidades después de esta pandemia.

Estos son algunos de los cambios y al parecer ninguno plantea regresar al estado anterior:

  1. Los cambios disruptivos van a continuar acelerándose.
  2. Todos los negocios se volverán parcial o totalmente digitales y seguirán transformando el comercio, las interacciones y los puestos de trabajo.
  3. Los sistemas de salud y la igualdad de oportunidades seguirán siendo temas de la agenda política global.
  4. Mientras los modelos económicos actuales no provean mejores soluciones a la desigualdad, los entornos políticos seguirán siendo turbulentos, así como la lucha por la hegemonía global.
  5. La pandemia ha planteado un despertar de la conciencia para cuidar los ecosistemas y nuestra salud en cada acto humano.
  6. Tres valores servirán de directrices: resiliencia, sustentabilidad e inclusión.
  7. Pasaremos de pantallas a visores que nos crearan la sensación de tele-transportarnos a donde queramos. Permaneceremos muchas horas inmersos en realidades virtuales de oficinas y lugares de recreación.

Por Javier Novoa

¿EL TELETRABAJO ES PARA TODOS?

Para muchos está siendo un dolor de cabeza trabajar desde casa, nada comparado con el abrazo de un amigo al llegar a trabajar, una broma, un comentario en voz baja o una mirada pícara, no todos estamos hechos para trabajar desde casa.  Las video-llamadas difícilmente pueden ser una buena representación de la realidad

¿Qué factores determinan que a unos les guste el teletrabajo más que a otros?

  1. Desde luego un puesto diseñado para un trabajo autónomo hace una gran diferencia contra un tipo de trabajo que necesita de instrucciones y supervisión cercana.
  2. Algunas personas se sienten más cómodas siendo dirigidas (control externo) mientras que otras tienen una alta exigencia y autodeterminación (control interno).
  3. Las personas sociables necesitan una dosis diaria de conversaciones significativas y contacto afectivo, mientras que las personas introvertidas se sienten más cómodas con un contacto reducido.
  4. El gusto por los gadgets y la tecnología también marcan una diferencia al estar en teletrabajo.
  5. El trabajo a distancia permite a muchos aprovechar su energía de acuerdo a su ciclo biológico: matutino, vespertino o nocturno.
  6. Para algunos trabajar con tres tareas a la vez, tener llamadas en espera en el teléfono y dos personas esperando afuera de la oficina les produce adrenalina, para otros el estrés negativo crece conforme la demanda de contactos aumenta.
  7. Para los workaholics estar conectado las 24 horas y enviar mensajes es ideal, otros necesitan su vida personal de regreso al terminar la jornada.
  8. Las personas que necesitan un desgaste físico continuo tienen que tener lapsos para moverse y activarse sin estar conectados.

Las recientes modificaciones a la LFT seguramente tendrán una gran aceptación entre los colaboradores, aunque seguramente no tanto para los jefes hiperactivos.

Por Javier Novoa

LO QUE DEBES SABER DEL NUEVO DECRETO SOBRE EL TELETRABAJO

  1. El Decreto actualiza una sección de la Ley Federal del Trabajo y entró en vigor el 12 de enero de 2021.
  2. El cambio de la modalidad presencial a teletrabajo es voluntario y se establecerá por escrito. Las partes tendrán el derecho de reversibilidad a la modalidad presencial, para lo cual podrán pactar los mecanismos, procesos y tiempos necesarios.
  3. Las empresas deben documentar en el Reglamento Interior de Trabajo y en los contratos individuales y colectivos los mecanismos que garanticen la vinculación y contacto en esta modalidad.
  4. Entre los cambios más importantes en las obligaciones del patrón están:
  • Proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros.
  • Asumir el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad.
  • Implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y datos utilizados.
  • Establecer los mecanismos de capacitación y asesoría necesarios para garantizar la adaptación, aprendizaje y el uso adecuado de las tecnologías.
  • Solamente podrán utilizarse cámaras de video y micrófonos para supervisar el teletrabajo de manera extraordinaria, o cuando la naturaleza de las funciones lo requiera.
  • Se deberá respetar el derecho de las personas trabajadoras a la desconexión al terminar su jornada laboral.

5. Las responsabilidades para el trabajador son las siguientes:

  • Tener el mayor cuidado en la guarda y conservación de los equipos, materiales y útiles que reciban.
  • Informar con oportunidad sobre los costos pactados para el uso de los servicios de telecomunicaciones y del consumo de electricidad.
  • Obedecer y conducirse con apego a las disposiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo establecidas por el patrón.
  • Atender y utilizar los mecanismos y sistemas operativos para la supervisión de sus actividades.
  • Atender las políticas y mecanismos de protección de datos, así como las restricciones sobre su uso y almacenamiento.

Por Javier Novoa

CÓMO TRABAJAR DESDE CASA CON TU PAREJA

A veces puede ser difícil compartir espacios: lo que en la noche es un hogar durante el día se convierte en una oficina.

Hay reglas que nos pueden ayudar a entender el cambio de entorno para vivir de manera más funcional con la pareja.  Si estuviéramos en la oficina seguramente seguiríamos ciertas reglas no escritas:

  1. Cuando un compañero está visiblemente ocupado y no nos presta atención no significa que no somos importantes para él, simplemente respetamos su espacio.
  2. Las conversaciones cotidianas y preocupaciones personales sobre el gasto, la comida, los parientes y amigos, etc. forman parte del inicio y final del día, no son un tema que atender durante el horario de trabajo.
  3. Los espacios de descanso que tomamos durante la jornada no siempre coinciden con los de nuestros compañeros de trabajo y no los interrumpimos.
  4. Si buscan algo de comer no siempre significa que están abiertos a una conversación, puede ser un momento de reflexión y cambio de perspectiva por unos minutos.
  5. En el trabajo de oficina canalizaríamos el estrés que sentimos durante el día de diversas maneras, por ejemplo, caminaríamos unos minutos, nos distraeríamos con redes sociales, nos alejaríamos del lugar de trabajo o escucharíamos música con audífonos.

Es importante poder hacer el cambio de hogar a oficina con reglas sencillas y lo más importante, una vez que “salimos de trabajar” volvemos a nuestro entorno de hogar, bienestar, afecto y cuidado. La línea invisible que separa/une el hogar y el trabajo hace necesario tener pláticas que eviten contaminar el ánimo y la armonía.

Por Javier Novoa

TELETRABAJO: NUEVAS REFORMAS A LA LFT

La realidad tecnológica nos alcanzó súbitamente, por ello la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que regula el trabajo desde casa, se reforma el artículo 311 y se adiciona el capítulo XII BIS a la LFT señalando estas nuevas obligaciones para el patrón:

  1. Pagar el costo del internet del trabajador.
  2. Pagar la parte proporcional de electricidad que consumen los dispositivos de trabajo.
  3. Proveer, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos: computadora, sillas ergonómicas, impresora, entre otros.

El teletrabajo es una forma de trabajo subordinado en la que más del 40% del tiempo se realiza a distancia apoyado en tecnologías de información y comunicación para el contacto entre jefe y trabajadores.  El trabajo se desempeña en lugares distintos al establecimiento del patrón habitualmente desde el domicilio del empleado o un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo, es importante señalar que no aplica para trabajos esporádicos.

También se señala el derecho a la desconexión al terminar la jornada laboral y la garantía del derecho a la intimidad, respetando los datos personales y acotando las circunstancias bajo las cuales se podrán utilizar cámaras de video y micrófono. También tendrán que respetarse las disposiciones en materia de salud y seguridad en el trabajo y dar a conocer a los empleados los procedimientos de libertad sindical y negociación colectiva.

El documento reconoce que el teletrabajo es una estrategia integral para hacer frente a los problemas medioambientales de congestión urbana y para promover oportunidades de trabajo más incluyente, para las empresas representa reducir la propagación de enfermedades, reducir costos, reducir consumo de energía y aumentar la productividad.

Estos ajustes derivarán en los próximos meses en la publicación de una nueva Norma Oficial Mexicana sobre las obligaciones en materia de seguridad y salud en el tema de teletrabajo.

Por Javier Novoa