EQUIPOS EFECTIVOS Y NEUROCIENCIAS

Las neurociencias, las ciencias que estudian como percibimos, aprendemos y reaccionamos a partir del cerebro y sus neurotransmisores, nos muestran algunos puntos a tomar en cuenta en el funcionamiento de los equipos de trabajo:

  1. El establecimiento de un vínculo de confianza en las relaciones es vital para la generación de acuerdos y el establecimiento de compromisos. La confianza permite el desarrollo de la empatía y la creación de relaciones duraderas, sin confianza no es posible generar neurotransmisores que promuevan la colaboración.
  2. Los equipos balanceados en género ayudan a incrementar la inteligencia emocional, a aumentar la profundidad y comprensión de los temas y sus implicaciones.
  3. La inclusión, diversidad y equidad contribuyen a la apertura mental y a explorar nuevas posibilidades para lograr altos resultados.
  4. Habilidades clave para un alto desempeño son: aprender a dialogar sobre las barreras mentales y los prejuicios, así como las diferencias en los estilos personales de trabajo.
  5. Un estado de ánimo colectivo enfocado al bienestar contribuye a la conexión interpersonal y a la canalización de la energía hacia la generación de valor y productividad.

Por Javier Novoa

NEUROCIENCIAS Y EQUIPOS DE TRABAJO

Las neurociencias, las ciencias que estudian como percibimos, aprendemos e interactuamos a partir de la estructura y la química del cerebro y las neuronas, nos muestran algunos puntos a tomar en cuenta para favorecer el trabajo de los equipos:

  1. Fortalecer la confianza es vital para la generación de oxitocina, una sustancia que nos ayuda a llegar a acuerdos y compromisos. La confianza permite el desarrollo de la empatía y la creación de relaciones duraderas.
  2. Contar con un propósito compartido ayuda a la dopamina y a la feniletilamina a asegurar que las personas busquen la afinidad en sus intenciones y resultados, alinea las percepciones y abre nuevos canales al entendimiento.
  3. Un estado de ánimo colectivo positivo genera dopamina que contribuye a ver el ángulo positivo de los temas, la motivación y a la canalización de la energía hacia la generación de valor y productividad.
  4. Los equipos balanceados en género ayudan a la generación de oxitocina y junto con ella incrementan la inteligencia emocional, aumentan la profundidad y comprensión de los temas y sus implicaciones.

Por Javier Novoa