¿QUÉ ES REALMENTE EL ENGAGEMENT?

Muchas definiciones han ido y venido pero muy pocas explican realmente el término y cuando la definición no ayuda, la gestión, el involucramiento, la participación, el sentido de responsabilidad y la convivencia no mejoran.  

El compromiso no es lo mismo que la satisfacción de los empleados. Un colaborador puede estar cómodo y satisfecho sin tener exigencias y entregando poco valor a su organización, aunque la compañía espere más de él. Es claro que muchas encuestas de clima miden la satisfacción en diferentes aspectos, pero la empresa quiere saber cómo generar más bienestar a la par de mayor contribución, entusiasmo y compromiso. Los colaboradores comprometidos (engaged) se sienten apasionados por su trabajo, tienen un fuerte vínculo con su organización y ponen un esfuerzo adicional a su trabajo. ¿Pero cómo lograrlo?

Aunque se habla de engagement en forma general, hay en realidad cuatro niveles de conexión que establecen todas las personas con su organización y que generan esta cualidad: La primera conexión es la aspiracional, las personas deciden su compromiso inicial en función de sus aspiraciones de vida y necesidades personales, si la oferta cumple con lo que el colaborador espera entonces establecerá un compromiso de largo plazo.  Obviamente las aspiraciones van cambiando al paso del tiempo y la organización deben considerarlo. La segunda conexión es social, las personas establecen compromisos afectivos con sus jefes y compañeros, se nutren de las relaciones significativas, hacen amigos y se integran a equipos de trabajo.

La tercera conexión es laboral, cada colaborador espera que su trabajo le proporcione aprendizaje, reto, apoyo, crecimiento, reconocimiento, variedad de tareas y posibilidades de disfrutar los logros.

La última conexión es organizacional y ésta se relaciona con las decisiones de la organización que definen su rumbo y la forma como afectan a las personas, así como el genuino interés por los derechos humanos y laborales.

Como cualquier otro activo el engagement puede gestionarse, monitorearse y desarrollarse para atraer y retener empleados sobresalientes, leales y comprometidos, lo que, a su vez, fortalece las relaciones con los clientes y socios comerciales. Si quieres tener una evaluación de clima y cultura orientada al engagement solicítanos información y descarga el E-Book de Cultura y engagement.

Por Javier Novoa