¿QUÉ ES LA INNOVACIÓN DISRUPTIVA?

El concepto de innovación disruptiva surgió con las investigaciones de Clayton Christensen, profesor de Harvard y autor de varios libros. Sus más famosos ejemplos mostraban a empresas pequeñas y con pocos recursos que desafiaban con éxito a las grandes empresas, su tamaño y su ambición les permitían conquistar mercados sin padecer las inercias de los enormes corporativos.   Hoy el pensamiento disruptivo es una cualidad buscada por los ejecutivos de organizaciones dinámicas.

El pensamiento disruptivo desafía lo establecido, no da por sentado que todo tiempo pasado fue mejor, en entornos de cambio continuo mantiene su mente abierta en busca de oportunidades donde nadie las ve.  En un sentido constructivo una persona disruptiva es original y creativa, se dirige a segmentos ignorados o desatendidos por las grandes compañías, busca competir con novedad, precio o valor.  Según Clayton una innovación disruptiva describe un proceso por el cual un producto o servicio se arraiga inicialmente en aplicaciones simples en la parte inferior de un mercado y luego avanza implacablemente, hasta desplazar a los competidores establecidos sin importar su tamaño.  Pensemos en Netflix compitiendo contra Hollywood y el mundo del cine, Wikipedia vs. la Enciclopedia Británica o las cámaras digitales vs. Kodak.

Por Javier Novoa