DIVERSIDAD E INCLUSIÓN EN LA EMPRESA

La diversidad y la inclusión en el ámbito laboral se refieren a un conjunto de principios y acciones que adoptan las empresas para contratar e incluir a personas con condiciones distintas (género, orientación sexual, etnia, edad, país, credo o capacidad diferente). Para algunas empresas la diversidad y la inclusión son una manera de mantener una organización con múltiples puntos de vista, con una apertura no sólo ideológica sino abierta al mundo para entender globalmente las tendencias y las necesidades de las nuevas generaciones.  Las culturas de diversidad y la inclusión son culturas jóvenes, dinámicas, abiertas a la innovación, aunque todavía falta mucho por avanzar.

Hace algunos años hablar de género era un tema difícil, había paradigmas con respecto a qué puestos debían ser ocupados por hombres y por mujeres, hoy los equipos balanceados han probado aportar mejores resultados en todos los niveles, se enriquecen los puntos de vista y se genera una mayor armonía que en los grupos de un sólo sexo.

El tema se ha ampliado, ahora el reto es la inclusión de las personas que tienen preferencias sexuales diferentes a los heterosexuales: lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgéneros e intersexuales (LGBTTI). Hay empresas que han asumido la no discriminación como un principio que rige sus decisiones y han aceptado que la diversidad sea un distintivo de su cultura. Las empresas con un fuerte compromiso hacia la diversidad están demostrando que pueden ser líderes en el mercado en resultados y productividad gracias a que aceptan diferentes expresiones individuales, son empresas que gozan de una excelente imagen interna de sus colaboradores y externa de sus clientes y público en general, especialmente de las nuevas generaciones que están más abiertas al cambio.

Por Javier Novoa