ESTAR DE ACUERDO EN ESTAR EN DESACUERDO

Muchas compañías buscan la uniformidad de pensamiento, porque no saben cómo manejar las diferencias.  Los colaboradores se someten y siguen instrucciones aun sabiendo que las asignaciones encomendadas no van a funcionar, cuando no se maneja adecuadamente el desacuerdo conduce a la pasividad, indiferencia hacia los resultados y evitación de la responsabilidad.

Algunas recomendaciones para manejar el desacuerdo:

  • Estar en desacuerdo es válido, pensar diferente es importante y valioso.
  • Los diferentes puntos de vista pueden aportar conocimiento y experiencia para la toma de decisiones.
  • Cuando todos los puntos de vista son escuchados y tomados en cuenta el compromiso y la calidad de las decisiones aumenta.
  • Oponerse y contradecir sin fundamentos razonados no debe de formar parte de la regla de juego de estar en desacuerdo.
  • Los abogados tienen una frase muy significativa: “acepto sin conceder”.  Acepto apoyar al grupo, pero mi opinión sigue vigente.
  • Los desacuerdos se reducen cuando las personas acuerdan primero el resultado a obtener y los beneficios de una buena decisión.
  • Los líderes deben promover el análisis de diferentes puntos de vista en temas que requieren el consenso y la total participación.

Por Javier Novoa