LAS PREGUNTAS PODEROSAS DEL COACHING

El Coaching durante los últimos años ha tenido un gran impulso y aplicaciones a la empresa, los deportes, las ventas y el crecimiento personal.   Los fundamentos están en la Mayéutica de Sócrates, un método filosófico basado en preguntas para llegar a la verdad a través del razonamiento.

El Coach ayuda a otros a reflexionar sobre sus propias preocupaciones, limitaciones y motivaciones, busca que las personas tomen conciencia sobre sus creencias y las barreras mentales que las detienen para lograr su desarrollo. El Coach no brinda consejos, no alecciona, no juzga ni sugiere caminos, su función es guiar a través de la reflexión con “preguntas poderosas”. El “coachee” o coachado al responder a las preguntas va emprendiendo un camino hacia la clarificación de la raíz de la situación actual, el descubrimiento de alternativas y soluciones y la búsqueda de nuevas metas.  

Las respuestas surgen del interior de la persona y por tanto tienen un significado único, para muchas personas afrontar un problema requiere cambiar una forma de pensar arraigada donde se asumen que existen reglas, límites o restricciones cuando no las hay. Las propias experiencias pasadas inhiben nuestra capacidad para pensar en forma flexible. Las preguntas poderosas ayudan a imaginar, divagar o pensar alternativas a las situaciones cotidianas en un estado calmado, esta forma de razonar activas redes neuronales creando nuevas formas de ver la realidad y posibilita la aparición de ideas creativas y mayor bienestar.

Las preguntas poderosas no son preguntas cuya respuesta es un Sí o un No. Son preguntas abiertas, preguntas que requieren una respuesta elaborada, un razonamiento y en muchos casos un cambio de perspectiva que conduce a un nuevo aprendizaje.

Por Javier Novoa