RESKILLING, LA ALTERNATIVA ANTE EL NUEVO ENTORNO

Usualmente las empresas dan capacitación de acuerdo a un diagnóstico sobre la situación actual, hoy este diagnóstico debe contemplar la velocidad a la que se está transformando el mundo y las áreas en las que la empresa empezará a tener un vacío de habilidades en un futuro cercano.  El dilema es cómo estar a la altura de los nuevos requerimientos y retos en corto plazo.

En la Encuesta Global de McKinsey 2021 sobre requerimientos futuros de la fuerza laboral, casi nueve de cada diez ejecutivos y gerentes dicen que sus organizaciones enfrentan brechas de habilidades y/o esperan que se generen en los próximos cinco años. Sólo un 30% de los encuestados dice que sus empresas están preparadas para hacer frente a los cambios disruptivos creados por la tecnología y las tendencias del mercado.

Para cerrar las brechas las estrategias básicamente han sido la reasignación de empleados a nuevos roles, la contratación externa y sobre todo la preparación en nuevas habilidades (reskilling).  Las habilidades más importantes para enfrentar estas brechas son: el pensamiento crítico en la toma de decisiones, liderazgo y gestión de las personas, análisis avanzado de datos, gestión de proyectos, adaptabilidad y aprendizaje continuo, procesamiento e interpretación de información compleja y habilidades digitales.  

Sin duda los clientes ahora tienen nuevos hábitos de consumo, nuevas formas de vida y perspectivas diversas sobre el aprovechamiento de su tiempo y sus recursos, queda ahora del lado de las empresas entender estas tendencias, prepararse, innovar y crear diferentes alternativas en un mundo cada vez más competido.

Por Javier Novoa