TELETRABAJO: NUEVAS REFORMAS A LA LFT

La realidad tecnológica nos alcanzó súbitamente, por ello la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que regula el trabajo desde casa, se reforma el artículo 311 y se adiciona el capítulo XII BIS a la LFT señalando estas nuevas obligaciones para el patrón:

  1. Pagar el costo del internet del trabajador.
  2. Pagar la parte proporcional de electricidad que consumen los dispositivos de trabajo.
  3. Proveer, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos: computadora, sillas ergonómicas, impresora, entre otros.

El teletrabajo es una forma de trabajo subordinado en la que más del 40% del tiempo se realiza a distancia apoyado en tecnologías de información y comunicación para el contacto entre jefe y trabajadores.  El trabajo se desempeña en lugares distintos al establecimiento del patrón habitualmente desde el domicilio del empleado o un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo, es importante señalar que no aplica para trabajos esporádicos.

También se señala el derecho a la desconexión al terminar la jornada laboral y la garantía del derecho a la intimidad, respetando los datos personales y acotando las circunstancias bajo las cuales se podrán utilizar cámaras de video y micrófono. También tendrán que respetarse las disposiciones en materia de salud y seguridad en el trabajo y dar a conocer a los empleados los procedimientos de libertad sindical y negociación colectiva.

El documento reconoce que el teletrabajo es una estrategia integral para hacer frente a los problemas medioambientales de congestión urbana y para promover oportunidades de trabajo más incluyente, para las empresas representa reducir la propagación de enfermedades, reducir costos, reducir consumo de energía y aumentar la productividad.

Estos ajustes derivarán en los próximos meses en la publicación de una nueva Norma Oficial Mexicana sobre las obligaciones en materia de seguridad y salud en el tema de teletrabajo.

Por Javier Novoa